Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Conoce los malos hábitos posturales en el trabajo y sus consecuencias


Conoce los malos hábitos posturales en el trabajo y sus consecuencias


Sentarse hacia atrás, no levantarse del puesto cada hora y media, no mover el cuello ni hacer ejercicios de estiramiento, así como no tener la espalda recta frente al computador, son los factores más comunes que pueden llegar a perjudicar la salud corporal.

El dolor de espalda es una de las lesiones más comunes en el ámbito laboral. Estar muchas horas “mal sentado” frente al computador, hablar por teléfono sujetándolo con el cuello torcido o levantar mucho peso en forma inadecuada, entre otros, son factores determinantes para que se presenten problemas como tortícolis, lumbalgia, lordosis o escoliosis.

“Una buena postura corporal no es solo cuestión de estética. Mantenernos erguidos y con la espalda recta evita problemas musculares y de la columna. Las malas posturas pueden generar, de manera silenciosa, problemas en las articulaciones, músculos y huesos”, explicó el Dr. Andrés Lisoni, traumatólogo de Clínica INDISA.

Dado el desconocimiento de las personas respecto a estas patologías y el no tener conciencia del daño que se pueden autoprovocar, no se corrigen los malos hábitos posturales. “Cuando estás sentado por largo tiempo frente al computador es usual que tiendas a adoptar diferentes posturas. Lo más común es resbalarse en la silla y encorvar la espalda más de lo normal. El problema es que, sin darte cuenta, estás lesionando diferentes partes de tu cuerpo, lo que luego te traerá diferentes y molestos dolores que podrían interferir con tu desempeño laboral”, puntualizó el especialista.

Por esta razón, Lisoni recomienda mantener el cuello en posición vertical, relajado, con los hombros separados de las orejas y evitar que la parte inferior de la espalda se mantenga doblada hacia adelante durante mucho tiempo cuando la persona está sentada.

“Lo ideal es mantener la espalda recta y apoyada al respaldo de una silla tipo ergonométricas, que debe estar adecuada al tipo de trabajo en el que te encuentres. Sumado a esto, debes nivelar la mesa a la altura de tus codos. Además, si trabajas muchas horas en la misma postura es recomendable que tomes pausas cada media hora, que muevas tus piernas y que elongues”, agregó.