Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Ley de Etiquetado: ¿por qué hay alimentos con sellos?


Ley de Etiquetado: ¿por qué hay alimentos con sellos?


Exceso de azúcar, sal, calorías y grasa son algunos de los mensajes que han aparecido en los alimentos durante los dos últimos años. Esto, debido a que la obesidad y el sobrepeso se han convertido en dos graves problemas de salud, y los casos extremos pueden derivar en patologías aún más serias, como la diabetes y la hipertensión.

Por esta razón, en 2016 se implementó en Chile la Ley de Etiquetado, una de las medidas que pretende hacer frente al exceso de nutrientes críticos y cuya segunda etapa se puso en marcha en junio de este año.

“La presencia de sellos negros referentes a los nutrientes críticos como sodio, calorías, grasas saturadas y azúcar tiene como fin generar un impacto visual y mostrar de manera anticipada las características de cada producto, con el objetivo de orientar al consumidor a diferenciar entre los alimentos saludables y los que son perjudiciales para su salud. De alguna forma se nos entrega la responsabilidad de saber qué elegir y cómo alimentarnos, pero de manera informada”, agregó la nutricionista de Clínica Indisa, Ximena Díaz.

Y es que es necesario generar conciencia sobre los alimentos que consumimos, principalmente de los procesados. Por ejemplo, el consumo habitual de alimentos con alto contenido de sodio, pueden provocar un incremento de la presión arterial, que puede desencadenar una hipertensión crónica. “El consumo constante de estos alimentos genera un aumento de la cantidad de agua en el cuerpo por retención a nivel del riñón, lo que se traduce en el aumento de la presión arterial, que a largo plazo trae consecuencias como fallas cardíacas y renales”, explicó la especialista.

En el caso de los alimentos altos en grasas saturadas, el consumo regular de éstos está ligado a un aumento del nivel de colesterol LDL (malo) en la sangre, un factor importante que puede gatillar infartos al corazón y al cerebro. “De igual manera que ocurre con los alimentos altos en azúcar, consumir alimentos con alto contenido de grasas saturadas trae como primera consecuencia un aumento de peso corporal en base a grasa, ya que la elevada cantidad de energía proveniente de estos alimentos si no se utiliza se acumula en nuestro cuerpo. Esto además, puede gatillar la aparición de enfermedades tales como hígado graso, resistencia a la insulina y finalmente diabetes”, enfatizó Díaz.

Para la especialista, cobra real importancia también el correcto consumo de las porciones, realizar actividad física mínimo tres veces a la semana, consumir frutas y verduras y, por supuesto, tomar agua y no reemplazarla por gaseosas, aunque estas sean light o cero calorías.

“Lo más importante para mantenernos saludables es adoptar un estilo de vida saludable. Esto implica alimentarse equilibradamente, incluyendo todos los grupos de alimentos a la dieta pero en las cantidades que cada individuo requiere, y recordando que diariamente se deberían ingerir tres o más porciones de verduras y dos porciones frutas; además de realizar ejercicio un mínimo de tres veces por semana”, concluyó Ximena Díaz, nutricionista de Clínica Indisa.