Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

¿Cuándo es necesario extirpar las amígdalas y los adenoides en los niños?


¿Cuándo es necesario extirpar las amígdalas y los adenoides en los niños?


Ronquidos, apnea del sueño, mal aliento, respirar por la boca e infecciones repetitivas son señales claras de que es momento de llevar a nuestros hijos a control y evaluar una posible amigdalectomía y adenoidectomía.

Las amígdalas son dos pequeñas masas de tejido situadas en la parte posterior de la boca, junto a la lengua, que (son parte de una gran cantidad de tejido linfático) y ayudan a combatir los gérmenes. En cambio, los adenoides son masas de tejido que se ubican detrás de la nariz y, a diferencia de las primeras, no se aprecian a simple vista. Después de muchas infecciones, ambos suelen agrandarse, lo que puede dificultar la respiración de los niños y traer consigo otras enfermedades y problemas.

“Cuando las amígdalas o los adenoides crecen demasiado, puede ser necesario extirparlos para mejorar la respiración y ayudar a que los niños tengan menos infecciones de oídos y garganta”, explica el Dr. Patricio Tabilo, otorrinolaringólogo de Clínica Indisa.

Según el especialista, hay características que debemos reconocer para evaluar una posible amigdalectomía y adenoidectomía. “La primera es si en un período de dos años, el niño ha tenido entre tres y cinco amigdalitis anuales. Segundo, cuando el gran tamaño de las amígdalas o de los adenoides interfiere con la respiración, provocando que el niño respire por la boca y ronque. En tercer lugar, si es que se presenta una inflamación alrededor de la amígdala con secreciones de pus. Y finalmente, porque se vuelven portadoras continuas de estreptococo, que pueden infectar otras partes del cuerpo”, puntualiza.

“Generalmente, la cirugía se practica entre los 3 y los 5 años, pero no hay edad de cirugía ya que se operan en el momento en que producen patología, esta es la edad más frecuente donde se opera, pero no implica que haya que esperara una edad para operarlos. Ambos procedimientos son sencillos y la recuperación es muy rápida. Normalmente no se operan las amígdalas sin sacar los adenoides, ya que el crecimiento por lo general de ambas estructuras van de la mano”, precisa el otorrinolaringólogo de Clínica Indisa.

Hoy en día la mayor parte de los procedimientos quirúrgicos de extirpación de amígdalas y adenoides se realizan en forma ambulatoria.