Reserva de horas

MESA CENTRAL 2 2362 5555
RESERVA DE HORAS 2 2362 5400

Clínica INDISA
Buscar 
Destacados

Maternidad: ¿cómo estimular a mi bebé?


Maternidad: ¿cómo estimular a mi bebé?


Aunque un bebé muy pequeño no puede sujetar juguetes ni participar en juegos, se sentirá solo si las personas que lo cuidan no interactúan con él durante la mayor parte del tiempo que está despierto. Y es que una de las necesidades básicas del recién nacido es el contacto físico. Él recibe sus primeros estímulos a través de sus figuras de referencia, la madre y el padre, por lo tanto, es esencial tomarse el tiempo para jugar, hablar y hacer ejercicios con el bebé.

“A través de la estimulación, los padres pueden reforzar el vínculo emocional y afectivo. Además, los ejercicios de estimulación temprana le ayudarán a ganar flexibilidad y fortalecer el tono muscular, lo que es positivo para el desarrollo del bebé”, explica el Dr. Sergio Ambiado, neonatólogo de Clínica INDISA.

Entonces, ¿cómo puedo estimular a mi bebé? Aquí te dejamos prácticos consejos que nos entregó el especialista:

De 0 a 3 meses

En el primer trimestre de vida, puedes comenzar a realizar algunos ejercicios suaves que le ayudarán a ganar movilidad, a descubrir nuevas sensaciones y a despertar sus primeros estímulos:

Tomar sus manos y pies y jugar con sus dedos, uno a uno.
Realiza masajes en manos y pies.
Tumbado boca arriba, coge las plantas de sus pies y llévale las rodillas al pecho. Repite 5 veces con cada pierna y poco a poco ve aumentando la frecuencia.
Tumbado boca arriba, coge sus manos y realiza movimientos en círculo con sus brazos.
Tumbado boca arriba, enséñale un juguete de colores a una distancia de 30 cm de sus ojos y muévelo de un lado al otro para que lo siga con su cabeza.
Tumbado boca arriba, lleva la mano derecha del bebé hacia el hombro contrario con mucha suavidad. Repite con la mano izquierda. Luego, cruza ambos brazos sobre el pecho.


De 3 a 6 meses

A medida que el bebé va creciendo y adquiriendo habilidades motrices, a los ejercicios antes comentados iremos añadiendo paulatinamente otros más complejos.

Podemos empezar también ejercicios boca abajo para que vaya ganando fuerza en la musculatura del cuello, poco a poco y respetando siempre su disposición para hacerlos:

Tumbado boca arriba, haz suavemente el movimiento de la bicicleta con sus piernas.
Coge sus manos y juega a dar palmadas.
Tumbado boca arriba, dóblale una pierna mientras extiendes la otra, y ayúdale a girar hacia el lado de la pierna extendida. Repite con la otra pierna.
Tumbado boca arriba, cógelo de los brazos y súbelo lentamente hasta la posición de sentado.
Tumbado el bebé boca abajo, pon algunos juguetes delante para que trate de alcanzarlos.