Recién Nacidos

Clínica INDISA cuenta con una Unidad de Neonatología que se preocupa, entre otros temas, de fomentar el vínculo afectivo del hombre con el recién nacido. Conoce los beneficios de trabajar el apego desde el día 0


La psicóloga de la Unidad de Neonatología de Clínica INDISA, Elisa Palma, explica en un par de ideas el trabajo que realiza dicha área y la importancia de practicar el apego como forma de consolidación, en este caso, del vínculo padre-hijo: “buscamos hacer partícipe al padre en todas las etapas, desde los controles durante el embarazo, el parto y una vez que el bebé ya ha nacido”.

La especialista agrega que:
• Se intenta que los padres se involucren en las atenciones de los bebés (aprendan a mudar, a vestir, etc).
• Aprendan a calmar a sus hijos (tomen en brazos, etc).
• Duerman con la madre y el recién nacido para que se familiaricen desde un comienzo con sus cuidados.
• Estén presentes para apoyar y contener a las mamás en situaciones de estrés.

Desde el día 0
La psicóloga Elisa Palma señala que el proceso de apego comienza desde el minuto que se sabe que el bebé viene en camino y se extiende para toda la vida. “Cuando el padre participa del embarazo no sólo viniendo a los controles o ecografías, si no que preparándose para esta nueva etapa, se genera un terreno propicio para que pueda desarrollarse una relación más cercana con el bebé que va a nacer”.

Beneficios al fomentar el apego
• El padre aprende a leer señales, se siente competente y participativo de la crianza.
• Pasa a ser un adulto disponible emocionalmente, que puede calmar al recién nacido en momentos de estrés y brindar compañía en su desarrollo.
• Se produce un bienestar emocional para ambos.
• En la medida que el bebé se sienta seguro, irá adquiriendo mayor autoestima y confianza, tanto en sí como en los demás.

Noticias Relacionadas
Noticias Relacionadas

SUSCRIBETE A NUESTRO NEWSLETTER